Cómo cuido mi ropa interior

  • Idealmente lavar a mano en agua fría o tibia con un jabón sin enzimas.
  • Sumergir las prendas en el agua jabonosa y no frotar.
  • No dejar en remojo.
  • No escurrir ni secar en la secadora.
  • Secar al aire libre, No exponer directamente al sol (secar las prendas de encaje sobre una superficie plana).
  • En caso necesario, planchar en frío.
  • Las medias y algunos géneros suelen soltar color al lavarse, por lo que se recomienda lavar los diferentes colores por separado.
  • Seguir las instrucciones del fabricante del lavarropas y usar un ciclo corto o de prendas delicadas.
  • No centrifugar.
  • Para minimizar el riesgo de daños, meter las prendas en el lavarropas en una bolsa especial para prendas delicadas.

Cómo cuido mi juguete:

  • Cuidar tus juguetes eróticos correctamente será la diferencia de que puedas disfrutar de ellos más o menos tiempo.
  • Recuerda siempre que son productos con mecanismos delicados y generalmente están diseñados para estimular con apenas rozar las zonas erógenas sin necesidad de ejercer presión, salvo aquellos pensados para tal fin como el caso de los masajeadores corporales.
  • Los materiales con los que se fabrican los juguetes sexuales han evolucionado, actualmente la mayoría se fabrican de una silicona médica segura para el cuerpo y de fácil limpieza. pero antes se utilizaba la gelatina de goma y plásticos, que pueden favorecer el crecimiento de hongos y bacterias, incluso los de dudosa procedencia pueden ser contaminantes. Algunos de los juguetes sexuales hechos con estos materiales siguen en el mercado (utilice siempre con preservativo) por lo que al momento de su elección recomendamos la silicona de grado médico que además de tener una textura suave y sedosa, ser de fácil higiene es más duradera.
  • Lee las instrucciones. (También puedes buscar información sobre su funcionamiento y videos tutoriales en internet ).
  • Lavar antes y después de cada uso. Utilizar agua tibia y jabón de manos suaves sin aromas, neutro o antibacterial.
  • Utilizar con lubricantes a base de agua, nunca con aceites, silicona o vaselinas de base mineral.
  • No utilizar alcohol en gel o de cualquier otro tipo.
  • No sumerjas juguetes que no sean sumergibles (no confundir sumergible con resistente al agua) No sumergir juguetes con pilas para lavarlos, utiliza un pañito enjabonado con agua tibia o toallitas húmedas.
  • Deja que tus juguetes se sequen al aire (¡no uses el secador ni toallas que puedan dejar residuos!). Es muy importante que el juguete esté completamente seco antes de guardarlo.
  • Retira las pilas antes de lavarlos y también si vas a estar un largo período sin usarlo.
  • Guarda tus juguetes por separado en una bolsita o un neceser.
  • Si vas a usar un mismo juguete para estimular distintas zonas dentro de la misma experiencia sexual (ano o vagina) o va a ser usado por distintas personas, deberás lavar el juguete al pasar de un orificio a otro o utilizar un preservativo nuevo cada vez.
  • No utilizar para fines inadecuados. Los juguetes sexuales están diseñados para usos concretos, no valen para cualquier cosa. Si se utilizan para otros fines pueden provocar consecuencias no deseadas.


Ajustes

Menú